Tratamiento del cáncer de próstata

Home/Información médica/Tratamiento del cáncer de próstata
Tratamiento del cáncer de próstata 2017-06-05T09:26:45+00:00

Existen numerosas opciones de tratamiento disponibles para los pacientes con cáncer de próstata. Su equipo médico le comentará las opciones disponibles para establecer un plan detallado y adecuado a sus necesidades específicas.

Tenga en cuenta que la información indicada a continuación no es más que un resumen de los tratamientos disponibles en la actualidad. Podrá obtener información más detallada consultando a un profesional médico.

Cáncer de próstata localizado

El cáncer de próstata localizado es aquel que está limitado a la próstata y no se ha extendido a otras partes del cuerpo, por tanto el objetivo del tratamiento es evitar que se extienda.

Existen tres opciones para los pacientes que tienen cáncer de próstata en estadio localizado: vigilancia activa (también conocida como espera en alerta), prostatectomía radical (abierta, laparoscópica o robótica) y radioterapia. El objetivo de estas tres opciones es destruir las células cancerígenas antes de que puedan extenderse a otros tejidos del organismo.

El tratamiento quirúrgico del cáncer de próstata se denomina «prostatectomía radical» y supone la extirpación de toda la próstata entre la uretra y la vejiga, incluyendo las vesículas seminales. Algunas veces se extraen también los ganglios linfáticos del área pélvica.

Existen diferentes técnicas:

  • Cirugía abierta: Este procedimiento suele llevarse a cabo mediante una incisión en la parte baja del abdomen o entre los testículos y el ano.
  • Cirugía laparóscopica: En la actualidad, muchos centros cuentan con experiencia en prostatectomía radical laparoscópica. Es una operación que se realiza practicando cinco pequeñas incisiones y colocando una cámara dentro del abdomen. Ello permite que las cicatrices sean mínimas. Por otro lado, al trabajar con una visión ampliada, las lesiones tanto del mecanismo de la continencia de la orina (que causan los escapes) como de los nervios de la erección (que deriva en impotencia), pueden ser menores.
  • Cirugía robótica: Es una variedad de la laparoscopia pero teledirigida a distancia por el cirujano que maneja unos comandos, mientras el robot reproduce con precisión los movimientos.

La prostatectomía radical para el cáncer de próstata localizado ha demostrado un beneficio para la supervivencia específica del cáncer en comparación con el tratamiento conservador en un estudio prospectivo y aleatorizado.

La conservación de la potencia y continencia en los casos de prostatectomia radical es buena en aquellos casos en los que es deseable desde el punto de vista oncológico (en los pacientes de alto riesgo no es deseable pues se puede comprometer la curación) y posible. Se requiere experiencia quirúrgica para reducir al mínimo las tasas de complicaciones y mejorar las posibilidades del tratamiento del cáncer.

La radioterapia utiliza partículas o rayos de alta energía para matar las células cancerígenas. Es un tratamiento equiparable en eficacia a la cirugía, aunque con connotaciones técnicas y de seguimiento diferentes a aquella. La crioterapia y la radioterapia intersticial son apropiadas para casos muy seleccionados de enfermedad muy localizada.

Existen dos tipos principales de radioterapia:

  • Radioterapia de haz externo desde una fuente externa: Una máquina situada a cierta distancia del paciente dirige las radiaciones hacia la zona en la que se encuentra el tumor. El tratamiento dura entre 6 y 7 semanas, cinco días a la semana, en sesiones que suelen ser de menos de 30 minutos.
  • Braquiterapia implantando semillas radiactivas en la próstata: Consiste en insertar dentro de la próstata pequeños contenedores, más pequeños que una lenteja, de material radiactivo. Las agujas, a través de las cuales se introducen las semillas, se pinchan a través del periné. La braquiterapia se realiza bajo anestesia raquídea en un ingreso que dura aproximadamente de 24 a 36 horas.

 

Para el cáncer de próstata localizado, la radiación se dirige hacia el tumor de la próstata. El objetivo es destruir las células cancerígenas haciendo el menor daño posible a las células normales de las áreas circundantes como la vejiga o el recto. Es más probable que tenga éxito si el cáncer se diagnostica en una fase muy precoz.

En los casos de riesgo intermedio y alto, se acompaña de hormonoterapia durante un periodo de 6 meses a 3 años, según el paciente. Esto afecta a la calidad de vida, dado que provoca impotencia.

El tratamiento hormonal es de elección cuando el tumor ya se ha salido de la próstata o tienen alta probabilidad de extenderse.

En ocasiones, después del tratamiento local con cirugía o radioterapia, es necesario realizar un tratamiento sistémico o general que consiste en reducir las hormonas sexuales masculinas (testosterona). Estas hormonas se comportan como el alimento del tumor, es por ello que existe un beneficio en reducir sus niveles. Las hormonas sexuales masculinas (andrógenos) se producen en los testículos (90%) en las glándulas adrenales también llamadas suprarrenales (10%).

Puedes actuar a dos niveles:

  • Impidiendo que se produzca testosterona.La síntesis de testosterona en los testículos viene determinada por una hormona, llamada LHRH, que se produce en una parte del cerebro (el hipotálamo). Existen unos medicamentos que actúan a ese nivel como son: leuprorelina, goserelina, triptorelina y buserelina que imitan a esta hormona y tienen como consecuencia la inhibición de la síntesis de testosterona en los testículos. Se administran en forma de inyecciones periódicas.
  • Impidiendo que la testosterona actúe sobre las células del tumor.
    Por otra parte, los llamados antiandrógenos como la flutamida o bicalutamida, son medicamentos orales que actúan impidiendo la acción de la testosterona en las células del tumor.

Los posibles efectos secundarios de la hormonoterapia son Posibles efectos secundarios de la hormonoterapia, disminución del deseo sexual, impotencia, sofocaciones que disminuyen con el tiempo, sensibilidad y/o crecimiento de las mamas, aumento de peso, diarrea, náuseas, cansancio y osteoporosis.

Los tratamientos prolongados pueden producir osteoporosis, con mayor riesgo de fracturas por debilidad de los huesos, y un síndrome metabólico con tendencia a la hiperglucemia, hiperlipidemia y obesidad que incrementan el riesgo cardiovascular. Para prevenirlo es importante una dieta equilibrada y un ejercicio físico moderado.

Seguimiento expectante

Es aquel que se realiza en pacientes diagnosticados de cáncer de próstata que, por su edad o comorbilidades, es altamente improbable que llegue a producir síntomas algún día. El paciente permanece sin tratamiento. Se llevan a cabo revisiones periódicas y solo se trataría (tratamiento sintomático) ante la aparición de síntomas.

Vigilancia activa

Se realiza para tratar de evitar tratamientos radicales a aquellos que no los necesiten a cambio de un seguimiento muy estricto con biopsias periódicas (generalmente anuales) para constara que el tumor sigue siendo biológicamente indolente o no. A diferencia del anterior, en estos pacientes es probable que haya que tratarles se forma radical a lo largo del seguimiento, tanto más cuanto más largo sea este. En los casos en los que bien la elevación del PSA, el aumento del grado o el paciente a si lo requiera, se procedería al tratamiento radical.

Cáncer de próstata avanzado

El cáncer de próstata, es un tumor hormonosensible, esto quiere decir que responde a tratamientos hormonales. Sin embargo, la hormonoterapia no es un tratamiento curativo cuando el tumor se ha diseminado, ya que no elimina la enfermedad, aunque la mantiene controlada durante periodos prolongados de tiempo. Esto significa que tarde o temprano, todos los pacientes se hacen refractarios al tratamiento y no responden a éste.

Las células tumorales, llega un momento en que pueden crecer sin necesidad de andrógenos, que antes le eran necesarios para desarrollarse. En esta situación, es decir, cuando el tumor deja de responder a los tratamientos hormonales tradicionales hay que considerar otras opciones.

Gráfico tratamientos

Primera línea de tratamiento

En los pacientes que desarrollan metástasis y ya no responden al tratamiento hormonal, si su oncólogo considera que su estado general lo permite, pueden ser tratados con quimioterapia. Los únicos quimioterápicos que han demostrado aumento de la supervivencia en el tratamiento del cáncer de próstata son los taxanos. Docetaxel es un taxano aprobado en el año 2004 y que demostró alargar la supervivencia de los pacientes, mejorar el dolor y la calidad de vida (1). Es el tratamiento estándar de primera línea recomendado en todas las guías clínicas. Su uso está indicado en combinación con prednisona o prednisolona (un corticoide) para el tratamiento de pacientes con cáncer de próstata metastásico refractario (que ya no responde) a hormonas (2).

Este tratamiento actúa impidiendo la división celular (mitosis). Se suelen administrar varios ciclos de quimioterapia de forma intravenosa y se puede recibir cada 3 semanas o semanalmente según el criterio del oncólogo.

La quimioterapia suele asociarse con distintos efectos secundarios, los más comunes asociados al tratamiento con docetaxel incluyen: alopecia, cansancio, diarrea, alteraciones de las uñas, anemia, o bajada de las defensas que ha de ser vigilada estrictamente. Es muy importante saber identificar estos efectos secundarios para poder prevenirlos y manejarlos.

Segunda línea de tratamientos (solo incluye los comercializados en España)

Hasta hace unos meses, cuando la enfermedad seguía avanzando a pesar de la quimioterapia, no existían opciones de tratamiento que prolongaran la supervivencia de los pacientes, por lo que se utilizaban distintos tratamientos con el objetivo de paliar los síntomas provocados por la enfermedad.

Afortunadamente en los últimos meses han aparecido dos nuevos fármacos: acetato de abiraterona y cabazitaxel, que prolongan la supervivencia de los pacientes.

  • Acetato de Abiraterona, un fármaco en forma de comprimidos que ha demostrado una eficaz acción antitumoral y una mejora de la calidad de vida de los pacientes. El tratarse de un tratamiento oral, facilita su administración. Se toman 4 comprimidos en una sola dosis diaria, por lo menos dos horas después de las comidas y sin poder ingerir ningún alimento hasta por lo menos una hora después (3). Los comprimidos se deben tragar enteros con agua. Acetato de abiraterona está indicado en combinación con prednisona para el tratamiento de pacientes con cáncer de próstata resistente a la castración metastásico, que han recibido docetaxel. Este fármaco ha sido evaluado en un estudio (4) en el que se observó que el acetato de abiraterona prolonga la supervivencia, reduce el dolor y la fatiga (5) de los pacientes y mejora su calidad de vida. El perfil de seguridad del fármaco es muy favorable, en el estudio fue similar al del brazo placebo. Los efectos secundarios más comunes asociados a abiraterona son la hipertensión, retención de líquidos, bajada de potasio en sangre y la toxicidad hepática. En su gran mayoría estos efectos son leves, manejables y reversibles.
  • Cabazitaxel es un tratamiento quimioterápico de la familia de los taxanos aprobado para el tratamiento de los pacientes con cáncer de próstata resistente a castración que ya ha recibido docetaxel . Se trata, al igual que el docetaxel, de un fármaco que se administra vía intravenosa y se da cada 3 semanas en el hospital.
    Cabazitaxel ha sido evaluado en un estudio donde ha demostrado de manera significativa retrasar la progresión de la enfermedad y alargar la supervivencia. Al ser una quimioterapia está asociado a efectos adversos muy similares a los del docetaxel, teniendo que prestar especial atención a efectos como la diarrea o la bajada de defensas asociada a fiebre, que ha de ser también vigilada con mucha precaución. Es muy importante saber identificar estos efectos secundarios para poder prevenirlos y manejarlos.

Tratamiento de apoyo para el hueso

El cáncer de próstata en la mayoría de los casos (80-85%) se disemina al hueso, esto puede ocasionar diferentes trastornos o eventos óseos como dolor, fracturas y compresión medular, que es la complicación más peligrosa. Para intentar minimizar estas complicaciones existen tratamientos de apoyo.

  • Acido Zoledrónico (8) es un bifosfonato se administra de manera intravenosa en una infusión de unos 15 minutos de duración cada 3 semanas. Se debe tomar con suplementos de calcio y Vitamina D. El ácido zoledrónico ha demostrado que retrasa los eventos óseos. El uso prolongado de bisfosfonatos se asocia con riesgo de osteonecrosis mandibular, que es una destrucción del hueso de la mandíbula. Informa a tu dentista de que estas recibiendo bisfosfonatos para poder planificar un tratamiento dental que mantenga tus dientes sanos y minimice este riesgo.
  • Denosumab es un anticuerpo monocolonal, se administra de manera subcutánea cada 6 meses junto a suplementos de calcio y Vitamina D (9). Ha demostrado también un retraso en los eventos óseos y también a su vez se asocia con riesgo de osteonecrosis mandibular.

Consulte a su médico para conocer cuál es la mejor opción de tratamiento para usted.

1. Ian F. Tannock, M.D., Docetaxel plus Prednisone or Mitoxantrone plus Prednisone for Advanced Prostate Cancer N.
2. Summary of product Characteristics Docetaxel.
3. Summary of product Characteristics Abiraterone.
4. de Bono JS, Logothetis CJ, Molina A et al. Abiraterone and increased survival in metastatic prostate cancer. NEJM 2011;364(21):1995-2005.
5. Sternberg CN et al. Fatigue Improvement/Reduction With Abiraterone Acetate in Patients With Metastatic Castration-Resistant Prostate Cancer (mCRPC) Post-Docetaxel: Results From the COU-AA-301 Phase 3 Study. Poster presentado en el European Multidisciplinary Cancer Congress, 2011, 23-27 septiembre, 2011, Estocolmo (Suecia).
6. Summary of product Characteristics Cabazitaxel.
7. de Bono JS et al. Prednisone plus cabazitaxel or mitoxantrone for metastatic castration-resistant prostate cancer progressing after docetaxel treatment: a randomised open-label trial. Lancet 2010; 376: 1147–54.
8. Summary of product Characteristics Zoledronic Acid.
9. Summary of product Characteristics Denosumab.